Viajar con niños

Para vivir una aventura relajadamente

Para los niños, el tiempo a bordo es casi siempre una aventura emocionante. Cuando los más pequeños están bien preparados, los padres también pueden disfrutar de un viaje relajado. Para menores viajando solos, se aplican unas normas especiales.

Billete y asiento para niños

Bebés hasta 2 años: Su hijo precisará un billete de vuelo en vigor, pero no ocupará asiento. El precio del billete del bebé rondará el 10 % del importe normal. El bebé deberá ir sentado en el regazo de un adulto usando un cinturón especial durante el vuelo. Los recién nacidos, con menos de 7 días de vida, necesitarán una autorización para el viaje expedida por su médico de cabecera. Si el bebé cumple los 2 años de edad durante su estancia en destino, deberá reservar un asiento para el vuelo de regreso.

Niños entre 2 y 11 años: Su hijo/a viajará en su propio asiento por una tarifa de niño muy económica (más las tasas de servicios SWISS) en la mayoría de las rutas. Si la reserva se efectúa online, las tasas de servicios suelen ser más asequibles.

Sillas infantiles en el avión

Puede llevarse la silla infantil a bordo si su hijo/a tiene menos de 2 años de edad y ha reservado un asiento propio para el bebé. La silla de coche deberá estar homologada para vuelos y adaptarse a los asientos de SWISS (43 x 43 cm). Recuerde que usted mismo será responsable del montaje de la misma aunque nuestra tripulación le ayudará en lo necesario.

Cunas y sillas de paseo

En vuelos de largas distancias se dispone de cunas en todas las clases; en vuelos con destinos en Europa sólo en Business Class. Están permitido su uso para bebés de hasta 8 meses de edad y 11 kg. máximo de peso. Existe un número limitado de cunas por lo que recomendamos solicitarla con antelación en nuestro Service Center.

La silla de paseo plegable de una sola pieza se puede utilizar hasta subir al avión. En el mostrador de facturación le facilitarán la correspondiente etiqueta. Dependiendo de su destino, le entregarán la silla plegable al salir del avión o en la recogida de equipajes. Los carritos de bebé y sillas plegables para gemelos se deberán transportar en la bodega debido a sus dimensiones.

Menús para bebés y niños

En todos los vuelos servimos menús especiales para bebés en todas las clases. Obviamente, también puede encargar un menú especial para niños. En los vuelos con destinos en Europa, este servicio sólo está disponible en Business Class. Los menús para bebés y niños se pueden encargar hasta 24 horas antes del despegue en Service Center.

  • Entretenimiento a bordo

    Entretenimiento a bordo

    Para que no cunda el aburrimiento, nuestra tripulación reparte puzzles, cuadernos para pintar y otros juguetes en la mayoría de los vuelos. En vuelos de largas distancias tendremos entretenidos a nuestros jóvenes pasajeros con películas para todas las edades, juegos de ordenador y el canal de música "kids".

Renunciar a volar

Cualquier niño sano puede volar sin ningún riesgo para su salud. Pero si no estuviera seguro de ello, le recomendamos consultar a su pediatra. No recomendamos volar en caso de que el menor esté muy resfriado, tenga fiebre alta o haya sido operado recientemente. En caso de enfermedades contagiosas, como la varicela o la rubeola, los padres están obligados a cambiar el vuelo. Puede que se generen gastos adicionales.

En las enfermedades congénitas todavía por detectar, puede que los síntomas sobrevengan durante el vuelo. Entre estas enfermedades se encuentran anemia severa, una lesión cardíaca o pulmonar.

  • Niños viajando sin acompañante en avión

    UM

    A menudo, los padres se ponen nerviosos cuando su hijo se lanza a esta aventura. Existen diversos motivos que obligan a un niño a viajar sin acompañante. Pero no existe ningún motivo para preocuparse por ello. Nuestro Servicio de Acompañamiento se encargará de atender al menor que viaje solo antes, durante y después del vuelo. Para un UM (Menor Sin acompañar) con una edad inferior a 12 años este acompañamiento incluso es obligatorio. Los menores con edades comprendidas entre 12 y 17 años pueden reservar este servicio UM si lo desean.

  • Importante: El servicio UM sólo está disponible si se ha reservado todo el viaje del niño en un único billete. Todos los vuelos deben tener asignado el mismo código de reserva. Si un niño dispone de diferentes billetes, no podremos garantizar su acceso a los vuelos de conexión y, en consecuencia, no podremos facilitar el servicio UM.

  • De hasta 3 años

    Los niños de corta edad deben viajar acompañados de un adulto conforme a lo estipulado por ley. El servicio UM no estará disponible en este caso.

  • De 3 a 11 años (ambos inclusive)

    El servicio UM no está disponible para un niño viajando sin acompañante. Si el niño viaja acompañado de un menor de edad comprendido entre 12 y 17 años, ambos deberán viajar con el servicio UM. Si el menor viaja acompañado de un hermano o hermana (con más de 16 años), el servicio UM no es obligatorio, pero se halla disponible.

  • De 5 a 11 años (ambos inclusive)

    El servicio UM es obligatorio para un niño viajando sin acompañante. Si el menor viaja acompañado de una persona de 12 años cumplidos, el servicio UM no es obligatorio, pero se halla disponible.

  • De 12 a 17 años (ambos inclusive)

    El servicio UM no es obligatorio, pero se halla disponible.

Cómo funciona

  1. ReservaReserva

    El servicio UM sólo se ofrece a través de nuestro Service Center. El billete de avión y el Servicio de Acompañamiento se deberán reservar por teléfono.

  2. DocumentaciónDocumentación

    Asegúrese de disponer de toda la documentación necesaria para el viaje. Cumplimente el formulario de asistencia (Handling Advice Formular) en el ordenador e imprima suficientes ejemplares. El niño necesitará dos copias del formulario por cada trayecto de vuelo. Por lo tanto, para un viaje Zúrich–París–Zúrich se requerirán cuatro copias. Al firmar el documento se comprometerá a asumir los costes de manutención, alojamiento o tránsito en caso de que la persona responsable de recoger al menor no apareciera en destino y éste tuviera que emprender el vuelo de regreso. Tenga presente la normativa de entrada al país especial para niños.

  3. EntregaEntrega

    Un tutor o persona mayor de edad autorizada acercará al menor con los formularios de asistencia debidamente firmados al mostrador de facturación.

  4. En el aeropuertoEn el aeropuerto

    Nuestro personal de acompañamiento recogerá al niño en el mostrador de facturación y le acompañará por los controles de pasaportes y de seguridad hasta la puerta de embarque. La persona que entregue al menor no deberá abandonar las instalaciones del aeropuerto hasta que tenga confirmación de que el vuelo haya despegado.

  5. En el aviónEn el avión

    Una azafata recibirá al niño a bordo y le asistirá en lo necesario durante todo el vuelo.

  6. En destinoEn destino

    Después del aterrizaje, nuestro personal de acompañamiento llevará al menor hasta la puerta de salida y le acompañará por los controles de pasaportes y aduanas. La persona encargada de su recogida debe presentarse puntualmente en la terminal, ser mayor de edad y poder identificarse.

Coste del servicio

Los precios del servicio UM serán aplicables en vuelos que sean operados por SWISS. La tarifa se aplicará por cada niño y trayecto. Los vuelos de ida y vuelta se consideran dos vuelos individuales.

Trayecto Coste por vuelo
Trayecto
Doméstico
Coste por vuelo
CHF 50
EUR 40
USD 60
CAD 60
Trayecto
A Europa
Coste por vuelo
CHF 50
EUR 40
USD 60
CAD 60
Trayecto
Intercontinental
Coste por vuelo
CHF 100
EUR 80
USD 120
CAD 120

Ejemplos

El coste para un niño será de 100 CHF para el vuelo Ginebra-Zúrich-Atenas. (CHF 50 doméstico + CHF 50 a Europa)

El coste para un niño será de 150 CHF para el vuelo París-Zúrich-Nueva York. (CHF 50 a Europa + CHF 100 intercontinental)

La importancia de los preparativos

Comente a su hijo todo lo relacionado con el viaje que va a emprender con suficiente antelación. Responda sus preguntas y despierte su interés por disfrutar de esta aventura. Explíquele exactamente cómo se desarrollará el viaje y quien va a esperarle en destino. Sería recomendable que el niño iniciara este viaje tan especial lo más descansado posible y que llevara todos los objetos importantes en el equipaje de mano.

Los consejos más importantes

Los niños necesitan un tiempo para familiarizarse con los viajes en avión. Sobre todo si tienen que ir en un vuelo de larga distancia por primera vez. El aire a bordo es más seco, el espacio es reducido y el entorno es nuevo. Cuando planee un largo viaje, si es posible reserve un vuelo nocturno. Su hijo dormirá en la cuna o en su asiento, y de repente, el trayecto se habrá pasado volando.

Antes de viajar

Comente a su hijo todo lo relacionado con el viaje que va a emprender con la suficiente antelación. Despierte en su hijo el interés por el vuelo y explíquele todo lo que va a ocurrir, antes y después. Para que el inicio del viaje resulte lo más relajado posible, procure ya facturar la víspera. Dependiendo del lugar de destino recomendamos consultar con su pediatra la necesidad de aplicar determinadas vacunas o profilaxis con suficiente antelación.

En el aeropuerto

Para pasar agradablemente el tiempo de espera en el aeropuerto puede dedicarse a descubrir el lugar con su hijo. En el mirador se puede observar cómo despegan los aviones. En los diversos restaurantes se ofrece todo aquello que a los niños les encanta. O pregunte a cualquiera de los empleados del aeropuerto dónde están las áreas de recreo infantil. Estos espacios para el juego, el esparcimiento y con manualidades existen en todos los grandes aeropuertos. En Zúrich existen áreas de recreo infantil en Tránsito A y en la dársena E.

Durante el vuelo

Hay una serie de objetos que siempre se deberían incluir en el equipaje de mano de los niños para un largo vuelo. Estos son algunos consejos para disfrutar de un apacible viaje, sin sorpresas desagradables:

  • Una manta que el niño acostumbre a utilizar, le ayudará a tranquilizarse y mantenerse calentito.
  • Sin zapatos estará más cómodo, así que no olvide echar un par de calcetines gruesos.
  • Sus cosas preferidas: un juguete o un peluche para que el viaje a bordo no resulte tan largo.
  • Llévese algo para picar por lo que el niño tenga predilección.
  • Suficientes pañales y toallitas por si el viaje durara más de lo previsto.
  • Un recambio de ropa para el niño y usted mismo, no vaya a ser que algo se derrame.
  • Los biberones y el chupete ayudan a superar los cambios de presión en cabina durante el despegue y el aterrizaje.
  • Los más mayores pueden echar mano de un chicle o un caramelo.
  • Cualquier medicamento importante para el niño se deberá llevar en el equipaje de mano.